como-atraer-a-jovenes-a-mi-evento-cultural

Caramelles de Súria: La Fórmula del Éxito para Atraer a los Jóvenes a Eventos Culturales

Compartir:

¿Cómo conseguir la máxima participación en tu propuesta cultural y/o evento?

En Súria, las Caramelles son un evento tradicional arraigado en la cultura catalana desde hace siglos. Atraen a miles de personas, convirtiéndose en las más grandes de Cataluña año tras año. ¿Como podemos aprender de ellas y aplicarlo en nuestro evento?

¿Qué son las Caramelles?

Las Caramelles son festividades populares que se llevan a cabo en toda Cataluña durante la Semana Santa y que se han convertido en una de las tradiciones más queridas y arraigadas de la región. Estas celebraciones, que combinan música y baile, tienen como objetivo conmemorar la resurrección de Jesucristo de una manera alegre y festiva. Lo que las hace únicas es la participación activa de la comunidad, que se une para organizar y llevar a cabo diversas actuaciones y representaciones. En el pueblo de Súria, donde yo nací, son las más grandes de Catalunya (por lo tanto, del mundo) año tras año, por el número de participantes. Como lo han conseguido?

El Éxito de Convocatoria de las Caramelles de Súria: Un Fenómeno Cultural Inigualable

A lo largo de los años, las Caramelles de Súria han ganado fama por su capacidad para atraer a personas de todas las edades y orígenes. ¿Cuál es su secreto? La respuesta radica en una combinación de elementos clave que hacen de estas festividades una experiencia inolvidable para todos los que tienen el privilegio de participar en ellas.

1) LIBERTAD

En las Caramelles de Súria, la libertad es una característica fundamental. Los participantes tienen total autonomía para expresarse como deseen en esta fiesta popular. Los distintos grupos y colectivos que forman parte de la celebración organizan sus propios bailes y actividades de manera independiente. Cada grupo tiene su propio estilo y enfoque, lo que añade diversidad y riqueza a la experiencia. Lo maravilloso de esta dinámica es que cualquier persona, ya sea de Suria o de fuera, puede unirse a uno de estos grupos simplemente tocando a su puerta y expresando su deseo de participar. La comunidad abre sus brazos de par en par para dar la bienvenida a nuevos miembros. Cada grupo gestiona sus propias festividades de forma autónoma y colaborativa, sin interferencia política u organizativa externa. Esta libertad permite que los participantes se sientan parte de una comunidad respetuosa y solidaria, donde tienen la libertad de elegir el grupo que mejor se adapte a sus preferencias. Si en algún momento no se sienten cómodos en un grupo, tienen la opción de unirse a otro sin complicaciones.

2) CREATIVIDAD

En las Caramelles de Súria, la creatividad florece en un entorno de total libertad. A menudo, como organizadores de eventos culturales, tendemos a limitar nuestra creatividad al pensar que nuestras ideas, concebidas por uno o dos individuos, son las únicas capaces de atraer a un gran número de personas. Sin embargo, imponer un camino predeterminado a la comunidad reduce las posibilidades de éxito, ya que es difícil satisfacer los gustos y las visiones de manera genérica. En cambio, en las Caramelles de Súria, la creatividad se alimenta de la libertad para crear y ejecutar bailes y músicas según los deseos de los participantes. Cada grupo compone sus propias canciones y coreografías, sin la intervención de ningún organismo externo. A pesar de mantener las formas tradicionales, la magia radica en cómo han logrado involucrar a personas de todas las edades, incluso a aquellos que raramente participan en eventos culturales. La clave está en permitir que la creatividad fluya de manera auténtica y personalizada, adaptándose a las preferencias y estilos de cada individuo.

2) FIESTA Y DIVERSIÓN

La diversión es el ingrediente principal. Aunque la libertad y la creatividad son aspectos encantadores que acercan a la gente, en última instancia, lo que predomina en un pueblo es el espíritu festivo. Cuando los jóvenes tienen la oportunidad de organizar eventos según sus deseos, se les brinda la libertad de divertirse a su manera. En estas celebraciones, los jóvenes se entregan completamente a la fiesta durante varios días, disfrutando de largas noches de alegría y diversión. Aunque algunos opten por disfrutar con una copa de más, muchos encuentran la verdadera felicidad en la música, el baile y la compañía de sus amigos y amigas. La presencia del alcohol puede atraer a más personas, pero queda claro que la verdadera esencia de la fiesta reside en la música y la camaradería.

3) COMUNIDAD

La comunidad es fundamental para entender el éxito de estas festividades. Más allá de la libertad, la creatividad y la diversión, lo que realmente destaca es el sentido de pertenencia a un grupo. En Súria, existen seis grupos amplios de participantes, cada uno con su propia identidad y forma de organizarse. Estos grupos, conocidos como ‘COLLES’ en catalán, fomentan una sana rivalidad que fortalece el sentimiento de pertenencia. A diferencia de otros eventos donde la rivalidad se crea artificialmente, en las Caramelles de Súria, esta rivalidad surge de forma orgánica entre los propios ciudadanos que se agrupan según sus afinidades. Esta conexión con el grupo crea un ambiente de camaradería único que impulsa la participación y la energía durante la celebración.

Como podemos, como organizadores, aprender de este éxito i aplicarlo en nuestros eventos culturales? 

  1. Libertad: Debemos permitir a los participantes expresarse libremente y tomar parte activa en la organización y desarrollo del evento. Esto implica ofrecer espacios abiertos donde puedan contribuir con sus ideas y creatividad.
  2. Creatividad: En lugar de imponer ideas preconcebidas, debemos fomentar la creatividad y la innovación. Brindar oportunidades para que los participantes desarrollen sus propias propuestas y contribuyan con su creatividad al evento.
  3. Fiesta: Reconocer la importancia de la diversión y el entretenimiento en los eventos culturales. Debemos crear un ambiente festivo y animado que motive a los asistentes a participar activamente y disfrutar del evento.
  4. Comunidad: Promover un sentido de comunidad entre los participantes, donde se sientan parte de algo más grande. Esto implica fomentar la colaboración y la camaradería entre los asistentes, así como ofrecer espacios donde puedan conectarse y relacionarse entre ellos.

Organizar eventos exitosos no es tarea fácil, pero podemos aprender del ejemplo de muchos años de éxito, como el de las Caramelles de Súria. Es crucial tener paciencia y no perder de vista los cuatro puntos clave en cada uno de nuestros eventos si queremos atraer al máximo de personas posible, especialmente si se trata de una iniciativa a largo plazo que se repite en el tiempo. No olvides aplicar estos principios para garantizar el crecimiento año tras año de tu evento anual.

Estamos aquí para ofrecerte ideas y apoyo, así que no dudes en contactarnos.

¡Un fuerte abrazo y nos vemos en los escenarios!

 

Mateu Peramiquel, compositor y director de WeColorMusic.

Creador de espectáculos musicales. www.wecolormusic.com

 

Deja un comentario

Més publicacions del blog

Aquest web utilitza cookies pròpies i de tercers per al seu correcte funcionament i per a fins analítics i per mostrar-te publicitat relacionada amb les seves preferències en base a un perfil elaborat a partir dels teus hàbits de navegació. Al fer clic al botó Acceptar, accepta aquestes tecnologies i el processament de les dades per a aquests propòsits.   
Privacidad